Tenemos que recordar que Roma es una de las ciudades donde se concentra una gran cantidad de creyentes que vienen a visitar sus diferentes monumentos relacionados con la religión. Es por ello por lo que la Semana Santa en la ciudad se vive de una forma muy intensa.

Para disfrutar de todos los festejos de estos días de Pascua, vendrán visitantes de prácticamente cualquier parte del mundo. Se considera que es una de las fiestas más representativas de la religión, con permiso de la festividad de Navidad.

Qué hacer en Semana Santa en Roma

En el Viernes Santo se celebra lo que se conoce como el “Via Crucis”, siendo un acto muy popular que es el que más visitantes atrae. Además, también podremos disfrutar de una completa sucesión de procesiones y actos festivos repartidos por todas las calles de Roma. El día finaliza con la esperada llegada del Papa al Coliseo a las 21 horas.

Puede interesarte ver:  Lugares románticos de Roma

Todos estos eventos variarán de forma significativa el horario establecido para acceder al interior del Coliseo, el Palatino o el Foro Romano. Por lo general, cerrarán una hora antes de lo habitual.

Si alguna vez has viajado a Roma ya sabrás que se trata de una ciudad que siempre está repleta de turistas.
Sin embargo, es durante la Semana Santa cuando a más personas acoge. Puede llegar a un punto en el que se considera completamente asfixiante; si no te gustan las aglomeraciones, puede que este no sea el mejor momento del año para visitar Roma.

Tanto como si queremos disfrutar del Vía Crucis en el Coliseo, como si bien queremos disfrutar de conciertos de música sacra en las iglesias de Roma, debes saber que estamos ante una celebración realmente magnífica que se vive en todas las calles de la ciudad.

Puede interesarte ver:  Visitar los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina

Otra de las particularidades de este período del año es que la ambientación y el aroma de la ciudad cambia por completo: el entorno olerá a incienso, además de a la cera de las velas.

Sin embargo, si no nos interesa demasiado la religión, también tenemos toda una serie de eventos que nos ayudarán a disfrutar de la ciudad. Por ejemplo, existen algunos actos musicales y artísticos muy importantes que se celebran en diversos parques de la ciudad (sólo se celebrarán en el caso de que la climatología lo permita, cosa que no siempre es posible).

Hay algo ya considerado una tradición que seguramente no vemos por primera vez: tenemos que probar el delicioso chocolate de los «Huevos de Pascua» que se prepara de forma artesanal. Como recomendación puedes acercarte a Dolce Idea, un establecimiento que está situado en la vía San Francesco a Ripa, 27. Mientras degustamos este increíble chocolate, lo que podemos hacer es dar una vuelta por el Trastevere para descubrir cómo la ciudad se prepara para Semana Santa.

Puede interesarte ver:  El Castel Sant’Angelo en Roma

Y cuando te agobies con el bullicio de las calles de Roma y quieras escaparte durante un rato, podrás hacerlo dando un relajante paseo por el Gianicolo.

Si viajas a Italia en Semana Santa para poder visitar también el Vaticano o el Coliseo, debes saber que las colas pueden ser más desesperantes que las habituales. Generalmente en esta ciudad siempre es recomendable reservar la entrada con antelación pero en estas fechas es prácticamente obligatorio hacerlo semanas antes si no quieres terminar desquiciado.

Vivir la Pascua en Roma es una de las experiencias más maravillosas seas o no creyente y una visita a esta histórica ciudad, pudiendo vivir estos momentos, es realmente inolvidable.